X

Deja un mensaje

CONSEJOS

showcase image

1. Decidirlo

Si alguna vez deseaste aprender a tocar un instrumento, habrás visto que no es suficiente. Hay que decidirlo. Desde este momento empieza nuestro trayecto en la música. Este trayecto puede ser la experiencia más importante de nuestra vida si la emprendemos con constancia y desarrollamos amor por el trabajo diario.

2. Tomar clases con un profesor

Para aprender rápidamente, lo más eficaz es tomar clases con un buen profesor y mejor si es en una buena escuela. Adquirir buenas técnicas de ejecución es indispensable. Un buen profesor te enseñara: a) La postura correcta b) La forma de adaptar el instrumento al cuerpo c) La sensibilidad y la forma de pensar d) Las nociones de partitura e) Etc., etc., etc

3. Equiparse de un instrumento bueno

Debemos equiparnos con un instrumento que nos permita fundamentar nuestro aprendizaje. En cuanto a la afinación, es muy importante que este instrumento afine correctamente. Se necesita la orientación de un experto o su profesor.

4. Trabajar dia a dia

La música es celosa pero comprensiva. El asunto es trabajar con inteligencia y paciencia. No te saltes pasos. Es necesario “comprender todo” lo que tenemos que hacer técnicamente para llegar a tocar bien. En el caso de los niños, es necesaria la "tutoría" de los Padres, un niño no puede vigilarse a si mismo.


5. Seguir un método verificado

Hay mucha literatura y videos al respecto de la música. Cuando hemos elegido un método, en éste caso: el del profesor, síguelo con diligencia. La clave para saber si estamos en lo correcto es si se va cumpliendo el único objetivo: ser un instrumentista con gran dominio técnico y fortaleza musical de interpretación.

6. Aprender despacio y con paciencia

La velocidad y destreza viene con el control. Pero debes ganarte ese derecho. Hay que practicar lentamente, memorizar bien las digitaciones y aumentar la velocidad y expresión de forma progresiva. Lo importante es tener en la mira como objetivo la forma final en que sonará lo que aprendes.

7. Concentrarse en las manos

Todos los instrumentos suenas porque los “tocamos con las manos y dedos”. En el caso del canto y los vientos, por la respiración correcta de la frase. Concentrar la atención en nuestras manos y el fraseo es sustancial. De hecho hay muchas cosas que coordinar y controlar, así que lo mejor es concentrarse en aprender correctamente todos los movimientos.

8. Tocar en ensambles con otros músicos

Al tener a nuestro alrededor otros músicos o compañeros de camino tendremos la oportunidad de compartir nuestro aprendizaje. El tocar con ellos en ensamble nos provee de experiencias rítmicas y armónicas muy importantes y deseables.

9. Escuchar música digitalmente y en vivo

Uno de los requisitos del aprendizaje musical es desarrollar el oído y la memoria musical. Desarrollar nuestro conocimiento de la literatura musical. Para ellos es indispensable escuchar música digital y en vivo. Es muy aconsejable preferir escuchar la música en vivo. De la experiencia de esta observación aprenderemos cosas que muchas veces no se alcanza a decir en clases.