LA MÚSICA EN LA VIDA

El propósito de la música es inculcar un sentido de valor y disciplina en la vida

Vivimos en una sociedad y en un mundo que enseña valores de comercio, capitalismo y materialismo, un mundo que no valora la cultura y que cada año profundiza más en su alejamiento de los valores humanos y por tanto del arte. La cultura tiende más bien a lo bonito efímero, a evitar el aprendizaje del dolor y el esfuerzo en la vida, a la comodidad, el confort y el satisfacer necesidades con un click. La música es manipulada, utilizada para los maléficos fines de esa forma de vida. Literalmente se ha desdibujado su principio y propósito como arte.

la música cumple su misión

CUANDO LA EDUCACIÓN MUSICAL CUMPLE SU MISIÓN

Saber música, tocar el piano, la la guitarra, cantar o entonar el violín, la quena o la flauta, la trompeta, siempre ha sido un anhelo, una aspiración y hasta un sueño personal para muchos. En el marco de nuestra “vieja educación” basada en la negación severa, se nos mostraba un freno: pensar que la música requiere de un “talento o habilidades especiales” que no tenemos. “… eso no es para ti, vos no puedes, eso requiere de oído….,” etc., etc.